Agencia-EFE SUCESOS TRI:JUSTICIA-INTERIOR-SUCESOS

Acusado de asesinar a su mujer de 11 puñaladas alega que ella le atacó primero

VIOLENCIA MACHISTA

Alicante, 24 sep (EFE).- El acusado de un asesinato de carácter machista registrado en Benidorm (Alicante) el 12 de abril de 2016 ha alegado hoy que la víctima le insultó y le golpeó primero, y que ambos se enzarzaron en un forcejeo.

El sospechoso mató presuntamente a su pareja, María del Carmen Lauria, de 48 años, tras asestarle once puñaladas, todas ellas en zonas vitales como el tórax o el cuello, durante una discusión en el domicilio familiar, en la calle Las Flores de Benidorm, y con posterioridad se autolesionó infligiéndose un corte en el cuello que le ocasionó graves heridas por las que ahora necesita una silla de ruedas para moverse.

Al llegar a casa, la hija de la fallecida encontró el cadáver en el dormitorio, acostado junto al acusado, después de que éste le pidiera que entrara y llamara a una ambulancia.

Durante su declaración, en la primera sesión del juicio con jurado por este crimen, Francisco José M.M. ha asegurado también que había bebido alcohol y que atravesaba una situación “crítica” por una “depresión” y “problemas económicos”.

La Fiscalía y las tres acusaciones particulares o populares personadas en el procedimiento reclaman provisionalmente para él una pena de 24 años de cárcel por un asesinato con agravante de parentesco, mientras que la defensa reclama su absolución.

Francisco José M.M. ha respondido hoy a preguntas de la fiscal que no recuerda nada de la agresión mortal, pues se despertó ya en la cama sin poder moverse.

En cambio, sí ha sido capaz de relatar numerosos detalles de lo ocurrido inmediatamente antes, como las supuestas “amenazas” e “insultos” que su mujer le dirigió.

“Yo había estado cenando con mi exmujer y llegué a casa a las cinco de la madrugada. Luego me despertaron portazos y chillidos”, ha señalado.

Según su versión, él le anunció que iba a divorciarse y a marcharse de casa, pero ella le contestó: “aquí mando yo y tú de aquí no te vas” antes de sentir “un golpe punzante en el cuello” e iniciarse un forcejeo en el que ambos se empujaron.

Aunque ha manifestado que se arrepiente de lo sucedido, de “este final que nadie quería” y que él no ha “buscado”, ha atribuido lo ocurrido a “trastornos psicológicos” que no le han sido diagnosticados y a sus “problemas familiares”.

Noticias Relacionadas