Agencia-EFE POL:POLITICA

Puig reclama “mayor compromiso democrático” como freno al “nuevo fascismo”

CONSTITUCIÓN ANIVERSARIO

Alicante, 6 dic (EFE).- El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha reclamado “mayor compromiso democrático” y la defensa de valores constitucionales como la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político como instrumentos para hacer frente al “nuevo rostro del fascismo”.

Así se ha expresado durante su discurso en el acto de celebración del 40 aniversario de la Constitución Española, que se ha celebrado en el teatro Principal de Alicante, al que ha acudido el Consell al completo, además del president de Les Corts, Enric Morera, y el alcalde de Alicante, Luis Barcala, entre otros.

Además de pedir ese mayor compromiso para también “fortalecer la cohesión como país”, Puig ha considerado que “la erosión” del equilibrio entre el crecimiento económico y la Constitución ha provocado “desasosiego en la sociedad” y ha afirmado que “el temor y el miedo” ante esta situación “favorece el populismo, el hipernacionalismo y la xenofobia”.

“Son fenómenos que ponen en peligro las libertades de la Democracia, por mucho que a veces algunos se empeñen en blanquear y legitimar acciones y proclamas que en realidad esconden un nuevo rostro del fascismo”, ha apostillado, a la vez que ha afirmado que “el voto no es un pasaporte que lo justifique todo”.

Por esto, ha aseverado que “la democracia no es irreversible” y ha abogado por utilizar como faro los valores que ofrece la Carta Magna española, así como por emprender “un nuevo constitucionalismo militante” que convierta “en convicción colectiva la defensa” de la Constitución y de los derechos y libertades que reconoce.

“Las acciones que intentan hoy condicionar y dañar nuestra libertad, que amenazan el derecho de manifestación o que pervierten acciones legítimas como los actos de expresión cultural, quedarán en nada si todos los demócratas nos oponemos sin fisuras”, ha subrayado.

También ha incidido en la necesidad de reformar la Carta Magna para “mantener el orden básico del pacto social” que significó en 1978 para España.

“Admiramos lo que significa la Constitución Española; la defendemos, la reivindicamos y luchamos por la vigencia sus valores, pero hay que recordar que lo único que es eterno es el cambio”, ha apostillado.

En su opinión, “reformarla hoy, es defenderla”, y ha apostado por establecer un estado federal que sustituya el actual modelo de autonomías que “sufre síntomas de agotamiento, pues permite desigualdades territoriales inasumibles”.

Pero también ha señalado que esta realidad territorial “no debe eclipsar” la necesidad de adoptar cambios en materias como la sostenibilidad ambiental, el blindaje de los derechos sociales o la lucha contra la violencia machista, sobre la que ha asegurado que “cualquier viraje” en las políticas de protección “es inaceptable para cualquier demócrata”.

Noticias Relacionadas