Agencia-EFE JUSTICIA TRI:JUSTICIA-INTERIOR-SUCESOS

Tres acusados de violar en grupo a una mujer en Benidorm niegan la agresión

TRIBUNALES VIOLACIÓN

Benidorm (Alicante), 5 dic (EFE).- Tres acusados británicos de haber violado en grupo a una compatriota en un apartamento de Benidorm después de una noche en la que celebraban los 40 años de un amigo han negado la agresión sexual.

El fiscal pide 30 años de cárcel para cada uno de ellos: 14 por la agresión sexual, 8 por lesiones y 8 más por ser cooperador necesario.

El juicio contra David Williams J., Robert G.M. y Simon James N. se ha celebrado en la sección segunda de la Audiencia de Alicante y la denunciante y víctima, Susan Alice B., no ha comparecido y tampoco ha podido ser obligada a acudir debido a que reside en el Reino Unido.

Según el fiscal, los hechos ocurrieron en la madrugada del 30 de octubre de 2011 cuando la mujer y David W.J. se conocieron en un bar y después ambos se dirigieron al domicilio que éste compartía con los otros dos acusados, y mantuvieron relaciones sexuales consentidas.

Después, la mujer se durmió y cuando regresaron al apartamento los otros dos acusados, obligaron a la mujer a mantener relaciones, para lo cual dos de ellos la sujetaban de los brazos mientras el otro le penetraba vaginalmente al tiempo que le insultaban.

Esto ocurrió, según el ministerio público, en tres ocasiones (una por cada acusado) y la víctima intentó zafarse pero no lo logró, llegando a golpearse el codo con el marco de la puerta.

Pese a que la víctima no ha acudido a la vista oral y a que las defensas han pedido la suspensión de la sesión por tal circunstancia, el tribunal ha dictaminado que había suficiente base para continuar el juicio en base a la instrucción.

David Williams J. ha admitido que tuvo “actividad sexual” con la mujer, sin penetración, mientras que los otros dos ha asegurado que no la llegaron a tocar.

Según el testimonio de los tres, la denunciante se quedó dormida en una de las camas mientras que David Williams J. lo hacía en un sofá de una habitación contigua, y cuando llegaron Robert G.M. y Simon James N. pidieron a su compañero que la despertara porque no tenían sitio para descansar.

Debido a que iban bebidos, lanzaron los zapatos de la mujer por la terraza y han dicho que esto le enfadó “mucho” y que les amenazó con denunciarles a la Policía por tal motivo, lo cual creen que hizo con la supuesta falsa denuncia de violación.

Noticias Relacionadas